Pasar al contenido principal

Benjamín Vicuña Mackenna: el Intendente que cambió Santiago

Solapas secundarias

Otras realizaciones del Intendente Benjamín Vicuña Mackenna


En abril de 1875, Benjamín Vicuña Mackenna renunció a su cargo de intendente con el fin de participar en las elecciones presidenciales del año siguiente, como candidato del liberalismo disidente.

Se sentía satisfecho, puesto que a su juicio "el programa de trabajos que por muchos, sino por todos, fue tildado de temerario y fantástico....está cumplido en todas sus partes".

Especialmente orgulloso se sentía respecto de tres de sus obras: el Paseo del Santa Lucía, la canalización del Mapocho y el Camino de Cintura.

Las realizaciones fueron múltiples durante el mandato de Vicuña Mackenna, muchas de ellas de un valor urbanístico innegable:

  • Amplió el ferrocarril urbano
  • Se ocupó del alumbrado público (con faroles de gas)
  • Terminó los trabajos que dieron vida al Parque Cousiño (hoy Parque O´Higgins)
  • Habilitó los mercados de San Pablo y San Diego
  • Construyó un nuevo matadero en los barrios del norte de la ciudad
  • Abrió calles nuevas en el Barrio Bellavista
  • Inauguró nuevas escuelas y avenidas
  • Restauró diversos monumentos, como las estatuas de la Alameda, y creó otros nuevos como el Monumento de los escritores de la Independencia y el Monumento conmemorativo de la Compañía.
  • Organizó numerosas exposiciones (como la exposición del Coloniaje de 1873)
  • Encomendó la construcción del actual Museo Nacional de Historia Natural
  • Creó ocho nuevas pilas para brindar agua fresca a los pobladores de la ciudad, dos de ellas frente a La Moneda.
  • Abrió el Teatro Popular
  • Reinauguró el incendiado Teatro Municipal
  • Favoreció el funcionamiento de organizaciones sociales de beneficio público, como la Sociedad protectora de Animales y el Consejo de Higiene
  • Adoquinó calles y avenidas
  • Plantó árboles en las principales avenidas y calles de la ciudad, construyó numerosas plazas, tales como la del mercado central, la del Congreso, y la plaza Santa Lucía, todo ello en conjunción con la importancia de las áreas verdes, como espacios higiénicos y de esparcimiento para la gente.

Se preocupó de todo cuanto a su juicio involucraba llevar adelante un plan de desarrollo urbanístico al estilo de las ciudades más desarrolladas de Europa y Norteamérica, de acuerdo con su propia concepción de progreso y bienestar social.

El aporte de Benjamín Vicuña Mackenna a la ciudad de Santiago, sigue en gran medida presente en nuestra capital. Para todo aquél dedicado al estudio del desarrollo urbanístico de Santiago, Vicuña Mackenna es referencia obligada.

No es de extrañar que su ejemplo fuera seguido de cerca e influyera notoriamente en el devenir de otras ciudades chilenas de la época, como por ejemplo en la naciente Viña del Mar.

Ello, sumado a su presencia pública durante medio siglo de historia política y periodística chilena, explica también porqué es tan usual encontrar, en casi cada ciudad chilena, alguna plaza, calle, liceo o escuela con el nombre de este importante personaje.

Temas Relacionados

Temas de la colección