Pasar al contenido principal

Benjamín Vicuña Mackenna: el Intendente que cambió Santiago

Solapas secundarias

Camino de Cintura: la frontera de Benjamín Vicuña Mackenna


Desde su mirada cosmopolita, para el intendente de Santiago Benjamín Vicuña Mackenna la mejor manera de ordenar la ciudad era establecer claramente los límites de sus departamentos y de la propia capital.

Para ello pensó en la creación de una frontera clara, un límite urbano fuera del cual se prohibiera la construcción de calles y viviendas de manera tal que regulara el crecimiento de la ciudad. Medida que se haría efectiva realizando el Camino de Cintura, una suerte de circunvalación, que marcaría la diferencia entre estas dos ciudades, la propia y la bárbara.

Proyectado como una barrera sanitaria contra la peste incubada en los arrabales, y que estableciera con claridad los límites entre las dos ciudades, el 'Camino de Cintura' debía rodear el centro por sus cuatro costados: por las actuales Matucana, Exposición y Blanco Encalada por el poniente; Avenida Matta por el sur, Avenida Vicuña Mackenna por el oriente y Mapocho por el norte.

En torno suyo debían permanecer chacras y quintas, las que con una nutrida plantación de árboles contendrían las infecciones que se originaban en el mundo popular.

El camino de Cintura sería el nuevo límite urbano y marcaría la diferencia entre la ciudad propia, sujeta a los cargos y beneficios del municipio, y los suburbios, para los cuales debería existir un régimen especial, menos oneroso.

Otras ventajas del proyecto, según las indicaciones que realizó a la Municipalidad, Gobierno y Congreso Nacional eran:

  • Descargar los barrios centrales del exceso de tráfico, sobre todo el de las materias y vehículos
  • Crear alrededor de la ciudad una serie de paseos públicos destinados a la entretención y el esparcimiento.
  • Marcar un límite apropiado donde deben establecerse las fábricas y establecimientos que produzcan emanaciones nocivas para la salud.
  • Acercar los barrios y disminuir las distancias entre ellos, atravesando aquellos en una línea recta en los cuatro rumbos de la planta de la ciudad.
  • Dar acceso espacioso y cómodo a diversas calles que hoy no tienen salida y crear nuevas avenidas dirigidas al centro de la ciudad

Temas relacionados

Temas de la colección